Síguenos

lunes, 17 de febrero de 2014

Ataques fascistas en Táchira

Presuntamente por ser  “Chavistas”
Queman y destrozan vehículos a vecinos de Quinimarí

San Cristóbal 16 de Febrero  del  2014 (Prensa ORIC) Un nuevo hecho vandálico se presentó en la madrugada de este sábado en el estacionamiento de Residencias Quinimarí, donde fue completamente quemado un  Ford Sierra, año 98 propiedad de un  trabajador jubilado de Fundacite-Táchira, causando además serios destrozos a vehículos cercanos.

“El sábado  a las 3 y 30 de la mañana vecinos de Residencias Quinimarí me advirtieron que mi carro se estaba incendiando, bajé  al estacionamiento e inmediatamente llamé a los bomberos que llegaron a los 5 minutos, pero ya mi vehículo estaba completamente quemado”, relató inicialmente Andrés Quiñones.

Explicó que unos vecinos aseguraron haber visto a dos jóvenes -aparentemente estudiantes-quienes incendiaron el vehículo, porque según dijeron es un carro “chavista” lanzándole bombas molotov y causando daños a otros autos que se encontraban cerca.

Visiblemente apesumbrado, indicó Quiñones que pese a los esfuerzos de los bomberos, nada se pudo hacer, pues su auto fue consumido completamente por las llamas.

Andrés Quiñones, funcionario incapacitado de Fundacite-Táchira, hizo un llamado de reflexión a los autores de este acto vandálico para que depongan este tipo de actitudes que perjudican a la población y sólo buscan generar un clima de violencia y de intolerancia.

“A quienes ejecutaron esta acción,  les digo que ésta no es la forma de protestar, utilizando bombas molotov y mecheros. Hay otras formas de expresar su descontento, pues el pueblo no es el culpable de lo que acontece en el país”, comentó.

Reiteró su desacuerdo con los presuntos estudiantes por la forma como se está llevando esta protesta, quemando la basura, incendiando la ciudad y trancando las vías “esas no son acciones pacíficas, ya que existen derechos de los ciudadanos que se deben respetar”.

Pidió a los manifestantes bajar los ánimos y buscar otros mecanismos de protesta, ya que  considera que existen los canales regulares para ejercer su descontento.

“Quemar un carro, no es una protesta pacífica, es violencia y aprovecho para pedir a las autoridades competentes que me ayuden con un crédito para poder adquirir otro vehículo “, puntualizó.

Violencia y vandalismo

Por su parte Norssa Redondo Méndez, otra vecina afectada manifestó que se despertó sobresaltada al escuchar una fuerte detonación y se asomó por la ventana del primer pido donde reside, observando el carro del señor Quiñones completamente en llamas.

“Al bajar para ver lo ocurrido, me percaté que mi auto tenía el vidrio posterior completamente destrozado y en el piso una botella con gasolina adentro del vehículo rociado con este material inflamable”, expresó Méndez.

 “Todos tenemos el derecho de protestar, pero sin causar pánico en la población, ni dañar los bienes. No hay derecho que por acciones vandálicas vengan a dañar los bienes materiales que tanto esfuerzo nos costó adquirir”, recalcó. 

Magaly Gutiérrez. Fotos: Gabriel Barrero.









No hay comentarios:

Publicar un comentario